Nueva división del mundo: EUA-China

La visita que desde ayer realiza el presidente chino Hu Jintao a Estados Unidos, marca en definitiva la aparición de una época y la desaparición de otra, en lo concerniente a la división del poder mundial, tras culminar la Guerra Fría.

Los tiempos en que Estados Unidos tenía que vérselas con la Unión Soviética y posteriormente con Rusia ,forman parte de la historia antigua. El  nuevo equilibrio de bloques no es con la Unión Europea, ni Japón ni muchos menos “los tigres asiáticos”.

El crecimiento chino ha sido tan excepcional en los últimos diez años, que expertos de la Escuela de Estudios Internacionales de La Universidad del Pueblo de Pekín ya consideran a la china como la segunda economía del mundo, sólo superada por los Estados Unidos.

No por casualidad la reunión de los 20 tuvo casi como epicentro las posiciones de los presidentes de las dos potencias, presionándose mutuamente para que las políticas económicas de una o de otra no dejara en inferioridad a su adversaria.

Los diarios norteamericanos The Washington Post y The New York Times han publicado editoriales anteayer y ayer dedicados a la visita del señor Hu Jintao, y no puede ser de otra manera. Pero, ¿qué hay detrás de esa visita?

Allí se encuentran desde luego problemas económicos de alta jerarquía. Se dijo que firmarían previamente acuerdos por más de 500 millones de dólares, apenas iniciado el encuentro. La agencia china Xinhua  habló de acuerdos para la importación de algodón, porcelana, productos electrónicos etc.

Todavía los inversionistas americanos tienen una ventaja sustancial de 60 mil millones de dólares sobre 4 mil de los chinos, valiéndose de lo barato de la mano de obra asiática, pero los chinos mantienen un ritmo de crecimiento, el más grande del mundo, que los presenta como un enemigo a considerar a mediano plazo.

Pero no son únicamente asuntos económicos los que tratarán Obama y Hu Jintao. Allí estarán otros temas como la climatización, el endurecimiento de las relaciones entre las dos Coreas , y lógica y fundamentalmente el crecimiento del poderío militar chino , que  hasta sido capaz de volar un avión de combate invisible para los radares, misiles anti satélites, portaaviones, submarinos y misiles balísticos tierra y mar con un alcance de 2900 kilómetros, lo que los coloca como el país que desde el punto d vista del armamento es el que más ha crecido, despegándose abiertamente de todos los demás, excepción hecha, por ahora, de Estados Unidos. Es por ello que no sin cierta preocupación el Secretario de Defensa norteamericano exclamó “China no es un adversario estratégico inevitable”, pero por allí andan los tiros.

La realidad del mundo actual presenta dos gigantes cuyos acuerdos pueden significar la paz universal, pero cuyos rugidos ponen a temblar a todo el universo. De allí la expectativa creciente en este encuentro que comenzó ayer en Washington.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s