Perú entre la libertad y el miedo

Germán Arciniegas, ensayista, historiador y político colombiano, quien vivió con el siglo XX -1900-1999- escribió su inmenso trabajo “Entre la libertad y el miedo”, en 1952, un período en que América Latina poseía la curiosa marca de contar con siete dictadores simultáneamente siete gobiernos dictatoriales, señalaba que: En América, se ensayan la revolución de independencia, la democracia, la libertad religiosa y de culto y la tolerancia. Tales experimentos nos sugieren la idea de que allí nada es definitivo, que si se fracasa, se pueden volver a intentar nuevos proyectos”.

Tomamos la reflexión del pensador colombiano, quien de paso nos dejó un memorable trabajo sobre Bolívar y Santander, para tratar de orientarnos en laberinto que son las elecciones peruanas.

Con una primera vuelta en que nadie se acercó siquiera la mitad del electorado, se va a una segunda confrontación entre dos corrientes radicalmente opuestas, pero que ni siquiera juntas hacen la mayoría del país. Esto obliga a que requiera de un esfuerzo supremo de los aspirantes al fin de lograr acuerdos con los grupos más distantes al fin de aspirar al solio presidencial

¿Humala o Keiko Fujimori?

Lo curioso o llamativo de la realidad peruana es que los dos adversarios representaron esquemas que ahora tratan de negar.

Ollanta Humala, ya experto en segundas vueltas – en esa eta perdió en 2006 frente al actual presidente Alan García- no quiere que le recuerden su pasado lleno de revueltas, alzamientos, condena a la libre empresa y su conexión con el presidente venezolano Hugo Chávez, de quien se dijo recibió ayuda en su campaña anterior.

Ahora Humala cuenta con el asesoramiento de políticos brasileños ligados a Lula da Silva y su lema “Amor, trabajo, respeto al sistema de libre empresa”. Nada de radicalismos.

Keiko, la hija de Alberto Fujimori, apellido con raíces tan profundas en Perú que ella misma fue la diputada más votada en la anterior votación, mientras que su hermano Henji logró igual privilegio en este período, mientras su madre Susana Higuchi, también fue parlamentaria, trata por todos los medios de vender la imagen que será una Fujimori eficiente como se decía era su padre, pero demócrata a carta cabal.

El que logre vender su imagen o su realidad cambiada obtendrá la victoria.

Mientras tanto habrá que decir como Arciniegas que Perú está viviendo entre la libertad y el miedo

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s